datos_GP_masa

La etapa partirá de la localidad de San Martín de Castañeda, discurriendo por la carretera hasta llegar al desvío del “Camino del Preventorio” donde comienza una fuerte bajada hasta la playa de “El Folgoso”, donde comenzamos un sendero a orillas del Lago para recorrer las playas de “El Folgoso”, “El Pato” y “ Los Enanos”, para encontrarnos con la desembocadura del Lago, donde el “Río Tera” vuelve a convertirse en curso fluvial.

Continuando por la misma orilla, pero por un sedero muy técnico y pedregoso, con unas vistas espectaculares del Lago, hasta llegar al legendario “Balneario de Bouzas”. Desde este punto se asciende por un camino ancho hasta la carretera de Ribadelago, a la altura del “Camping de los Robles”, donde la cruzamos y ya mirando hacia arriba se discurre por un camino tradicional que enlaza el Lago con la localidad de Quintana de Sanabria. Al llegar al punto más alto del camino, nos desviamos a la derecha y comenzamos la pedregosa “Calzada Sanabresa”, ruta de trashumancia ganadera, para llegar hasta el cruce de esta con el GR 84, donde seguiremos por el sendero para comenzar una vertiginoso y muy técnico sendero que llega hasta Ribadelago. En la parte inicial del descenso disfrutaremos posiblemente de una de las mejores y más desconocidas vistas del “Lago de Sanabria” y del “Cañón del Tera”, recomendando hacer una parada rápida y dejar disfrutar la vista.

Sin despistarse mucho en el receso, ya que comenzamos un descenso que requiere los cinco sentidos, y más… comenzamos a volar sobre el granito, para aterrizar en Ribadelago Nuevo, de aquí a Ribadelago Viejo, se discurre por un camino asfaltado entre huertos, donde la vista vuelve a dirigirse a las alturas, para dar comienzo a la mítica y sufrida subida a la “Senda de los Monges”. Superados los 300 metros positivos de desnivel, llegamos al “Refugio de San Bernardo”, desde el que descenderemos un kilómetros aproximadamente para llegar a la esperada meta en el “Monasterio de San Bernardo”.